Diferencias entre creatividad e innovación

Diferencias entre creatividad e innovación

En este post, vamos a tratar de aclarar a cuáles son las principales diferencias entre los términos creatividad e innovación. Los términos creatividad e innovación son utilizados con mucha frecuencia hoy en día, parece que son conceptos importantes, para el desarrollo personal y el de las organizaciones.  

¿A qué nos referimos cuando hablamos de creatividad y de innovación?

La creatividad se ocupa del mundo de las ideas, se trata de generar nuevos conceptos relacionados con un objetivo. Por otro lado, la innovación se ocupa de hacer realidad las cosas, se trata de la aplicación real. También podríamos decir que la creatividad va de crear y la innovación va de pasar a la acción.

Podemos decir que una idea es verdaderamente innovadora si aporta valor a alguien y se lleva a la realidad, normalmente si se introduce en un mercado. La prueba final de la aportación de valor, es el tiempo que dura vigente en el mercado, es decir el tiempo que las personas la utilizan o la compran.

La mejor definición de creatividad e innovación

Muchas personas confunden creatividad e innovación o dudan a la hora de explicar en qué consisten. Una de las mejore definiciones que podemos encontrar de innovación y creatividad es la de William Coyne:

“La creatividad es pensar en ideas nuevas y apropiadas, mientras que la innovación es la aplicación con éxito de las ideas dentro de una organización. En otras palabras, la creatividad es el concepto y la innovación es el proceso”

Si quieres saber más sobre el concepto de la creatividad, mira nuestro post: Definiciones de CREATIVIDAD y algunos secretos para empezar a desarrollarla.

¿Cuáles son las diferencias entre creatividad e innovación?

La principal diferencia entre la creatividad y la innovación es el enfoque. La creatividad tiene que liberar el potencial creativo del cerebro para generar nuevas ideas. Los conceptos que puede manifestar tienen distintas formas o pueden considerarse experimentos dentro de la propia mente. La creatividad es subjetiva, por lo que es difícil de medir. 

La innovación, por otra parte, es completamente medible. La innovación consiste en introducir cambios en un sistema existente. Es utilizar nuestra capacidad para llevar a la realidad una idea. A partir de la identificación de un problema o una necesidad no satisfecha, una persona o una organización puede utilizar la innovación para aplicar sus capacidades creativas (generación de nuevas ideas) para diseñar una solución adecuada, aportar valora a alguien y obtener un retorno normalmente económico.

Un buen proceso empieza con creatividad y termina con innovación. Lo que a menudo falta no es creatividad en el sentido de la idea de creación, es la innovación en el sentido de la acción, es decir, poniendo ideas a trabajar.

Deja una respuesta