5 PASOS PARA GENERAR LA IDEA DE TU TRABAJO FIN DE MÁSTER

5 PASOS PARA GENERAR LA IDEA DE TU TRABAJO FIN DE MÁSTER

El principal problema de un estudiante de Máster es encontrar una idea atractiva y con verdadero impacto para realizar el trabajo fin de Máster, el plan de empresa o la presentación final de Máster.

Normalmente en la universidad se enseña a gestionar una empresa existente desde diferentes perspectivas pero es muy difícil aprender a identificar y seleccionar nuevas oportunidades para iniciar un negocio o para realizar el proyecto fin de Máster.

¿De donde surgen las ideas para mi plan de empresa? ¿De donde saco ideas para mi trabajo fin de Máster? ¿Donde encontrar las ideas para los proyectos? Si los profesores tuvieran respuesta a estas preguntas probablemente serían empresarios de éxito en vez de profesores de escuelas de negocio.

¿Necesitas ideas para tu proyecto fin de Máster o para realizar el plan de empresa?

Seleccionar la idea para el trabajo fin de Máster o para el plan de empresa es probablemente la parte más difícil en el proceso. Los obstáculos más frecuentes en este proceso son:  “No se nos ocurre nada lo suficientemente bueno” “No nos sentimos lo suficientemente creativos” “Tenemos ideas pero no sabemos cuál elegir” “No sabemos qué idea tiene mayor garantía de funcionar” “No estamos 100% seguros con ninguna ideas”

Para poner fin a las dificultades para seleccionar la idea para tu proyecto fin de master te vamos a proponer 5 pasos a seguir.

5 PASOS PARA GENERAR UNA IDEA PARA TU TRABAJO FIN DE MÁSTER (TFM).

La idea es la base sobre la que construir tu proyecto fin de Máster. Sea cual sea la metodología que utilices para desarrollar tu proyecto os proponemos los siguientes consejos.

PASO 1: SELECCIONA UN USUARIO OBJETIVO Y SELECCIONAR UN CONTEXTO

Hay dos grandes enfoques para identificar nueva oportunidades para un proyecto o trabajo fin de Máster en el área de negocio. 

  • Un enfoque tecnológico, orientado a la incorporación o adaptación de las nuevas tecnologías a modelos existentes. En este enfoque se seleccionar un entorno para aplicar alguna de las últimas tendencias tecnológicas (IOT, Cloud, Block chain, IA, 5G, etc.)
  • Un enfoque orientado al usuario. Este enfoque es el más robusto que existe y se puede aplicar a casi cualquier ámbito o estudio, al final, si vas a realizar un proyecto fin de Master a de ser de utilidad o de interés para alguien. 

El primer paso es seleccionar una tipología de usuarios, selecciona un tipo o segmento de usuario que te inspire, puede ser un usuario con el que quieres trabajar o en el que tengas experiencia. Lo importante es que se pueda concretar el segmento y definir cuales son sus características y mejor aún, su comportamiento como conjunto de personas.

Es un topicazo, pero no por ello menos cierto, el cliente ha de estar en el centro de nuestro trabajo fin de Máster o de nuestro plan de empresa y tenemos que satisfacer sus necesidades con nuestro desarrollo, pues bien, ¡hagámoslo realidad!  Es mejor si tienes conocimiento del segmento, aunque no es necesario. Si no conoces ninguno puedes elegirlo al azar. 

PASO 2: IDENTIFICAR LOS PROBLEMAS Y LAS NECESIDADES

El segundo paso para generar ideas para el proyecto final, es identificar las necesidades que tendrán los usuarios objetivo que has seleccionado, situados en un determinado contexto o contextos.

El objetivo de este paso es identificar todos los problemas que se pueden encontrar los usuarios. Para ello existen diferentes técnicas creativas, pero te propongo el método del “NO”. ¿Qué aspectos no resultan fáciles?, ¿qué aspectos no son rápidos? ¿qué aspectos no son baratos? ¿qué aspectos no son cómodos?, etc. 

Una vez que hayas identificado los principales problemas de los usuarios objetivo, es muy recomendable que valides tus descubrimientos. Para ello lo mejor es preguntar a las personas relacionadas y validar las suposiciones que has realizado. No sigas avanzado sin haber preguntado directamente a los usuarios, de esta forma ahorrarás esfuerzo y tiempo en caminos equivocados.

La base de un proyecto fin de máster o un plan de empresa es enamorarse del problema o de la necesidad de alguien. Las soluciones podran resultar más o menos acertadas, pero el deseo de resolver un problema es la energía más potente para mover el mundo.

PASO 3: GENERAR LAS IDEAS DE NEGOCIO

Entiendo que si has llegado hasta aquí, es porque has identificado un panel de problemas que son importantes para alguien. Si no estas seguro, es el momento de volver a comenzar con el paso número 1.

El paso tres consiste en realizar un proceso creativo para generar el mayor número de ideas para dar respuesta a la necesidad o problema identificado. Para iniciar el proceso tenemos que definir un foco creativo, en nuestro caso sera: “Necesitamos soluciones para… dar respuesta a la necesidad o al problema que hemos identificado“

Por ejemplo: “Necesitamos ideas para que las madres de niños pequeños (tarjet de usuario objetivo)  puedan preparar desayunos saludables (problema / necesidad identificada) a sus hijos de forma fácil en casa (entorno o contexto) con mayor confianza que con las soluciones actuales”

A partir de aquí debemos generar las nuevas ideas que nos permitan dar solución a este reto creativo. Recuerda que en esta fase el objetivo es generar el mayor número posible de ideas, todas son válidas, según aparezcan anótalas en postits y cuelgalas en la pared. Aplaza el juicio y deja volar tu creatividad. Consulta nuestro articulo: Definiciones de Creatividad

Es mejor realizar este proceso en equipo para ello os propongo las herramientas que en mi opinión son las más fáciles y productivas para empezar, son las siguientes:

El proceso de creatividad puede repetirse varias veces con las mismas herramientas o cambiando hasta quedar satisfechos con la producción de ideas.

PASO 4. SELECCIONAR LAS MEJORES IDEAS

Lo importante en este paso es seleccionar la mejor idea de todas las generadas. Para poder seleccionar la idea final para el proyecto fin de Master, os proponemos un proceso de valoración en dos etapas: primero, realizar una valoración cualitativa para generar criterio y posteriormente una valoración cuantitativa para generar consenso valorando unos criterios.

A. Valoración cualitativa.

Primero realizar una valoración Cualitativa para facilitar el proceso y generar criterio entre los participantes. Yo os recomiendo la técnica del PMI (Plus, Minus & Interesting).

Esta técnica nos propone una metodología para analizar y valorar las ideas que se han generado y poder seleccionar cuál es la que se adecua mejor al reto creativo. Un método simple de valoración de ideas, inventado por Edward de Bono, que nos propone valorar las ideas desde diferentes perspectivas para generar un criterio propio. PMI es el acrónimo de plus, minus, interesting.

Para aplicar con acierto esta herramienta tenemos que describir los aspectos positivos y las ventajas de la idea. Después, describir los posibles aspectos negativos y las desventajas de la idea. El tercer paso es describir los aspectos relevantes o interesantes de la idea de que no son específicamente positivos o negativos. Finalmente se realiza una valoración final.

B. Valoración cuantitativa. 

Ahora es el momento de puntuar según unos criterios de valoración definidos, dando puntuaciones de 1 a 5, donde 1 es muy poco nivel y 5, muy nivel de valoración. 

Se recomienda puntuar individualmente las ideas y luego compartir y consensuar los resultados. Los criterios de valoración pueden variar pero os proponemos los siguientes:

  • Factibilidad. Valorar la posibilidad real de llevar a cabo la idea, la factibilidad técnica y económica. La idea, ¿es fácil o difícil de realizar?
  • Valor. Valorar el grado de mejora o beneficio que aporta la idea a los usuarios seleccionados o relacionados con el proyecto. La idea, ¿aporta mucho valor a los usuarios? ¿soluciona el problema identificado?
  • Volumen. Valorar el alcance de la idea, el número de personas que pueden beneficiarse de ella si se lleva a cabo. La idea, ¿mejorar la situación de muchas personas? o ¿está dirigida a un grupo pequeño o grande de usuarios?

El objetivo de esta fase es seleccionar la mejor idea para el proyecto. Seleccionar la idea final nos llevará al siguiente paso, pasar a la acción y validar la propuesta de valor.

PASO 5. LA PROPUESTA DE VALOR DE MI PROYECTO

El último paso consiste en definir la propuesta de valor del proyecto fin de Máster o del plan de empresa, es decir, la solución que proponemos para el problema o necesidad que queremos solucionar o dar respuestas.

La propuesta de valor da respuesta al reto creativo seleccionado y por lo tanto a los problemas y a las necesidades de los usuarios objetivo. La propuesta de valor ha de ser factible, ha de ser valiosa para alguien y ha de tener impacto económico o social.

La propuesta para el trabajo fin de Máster es la declaración con la que comunicar lo que se propone hacer, para qué sirve y por qué es importante el proyecto que deseamos realizar. Una combinación única de servicios, procesos y comunicación.

No hay nada más valioso que contrastar nuestra propuesta con la realidad y conocer la opinión de usuarios y clientes potenciales. Si haces bien este proceso, seguramente haya clientes esperándote y tendrás un proyecto que tomará forma y funcionará.

Para definir la propuesta de valor puedes utilizar un canvas del modelo de negocio (plan de empresa) o una ficha de registro de propuestas (según el briefing propuesto por tu centro educativo).

CONCLUSIÓN FINAL

Desarrollar tu proyecto fin de Máster o tu plan de empresa requiere de un gran esfuerzo y una gran dedicación, a nivel personal y por parte del equipo.

Las fórmulas mágicas no existen pero si te enfocas en los puntos clave que te hemos recomendado, aumentarán tus probabilidades de éxito a la hora de desarrollar tu proyecto o tu plan de empresa. 

Si sabes identificar problemas y desarrollar la capacidad para generar ideas, nunca te quedarás sin proyectos de utilidad para ti y para la sociedad.

Deja una respuesta