Portada I ▷ Guía LEAN STARTUP, una metodología para desarrollar proyectos con éxito

▷ Guía LEAN STARTUP, una metodología para desarrollar proyectos con éxito

LEAN STARTUP, una metodología para identificar y validar las hipótesis de un proyecto con la menor cantidad de recursos y tiempo, a través de un proceso de aprendizaje validado.

1.    INTRODUCCIÓN AL LEAN STARTUP

La metodología Lean Startup se desarrollada para agilizar el desarrollo y lanzamientos de nuevos productos o servicios en el mercado con mayores garantías de éxito.

El eje central de la metodología es que las empresas puedan reducir los riesgos del mercado y evitar la necesidad de grandes cantidades de recursos para desarrollar y lanzar nuevos producto aplicando los principios del Lean Thinking.

La metodología está orientada a la reducción de los recursos, a acortar los ciclos de desarrollo de los productos y a adoptar un sistema de aprendizaje iterativo para la validación del progreso con los clientes.

EL aprendizaje validado, la experimentación y la iteración son los tres pilares en los que se basa la metodología Lean Startup. Aprender del cliente es la clave, y cuanto más rápido y barato mejor.

En septiembre de 2011, Ries publicó su libro «The Lean Startup». Ries adaptó los principios de Lean Thinking al mundo de las Startups tecnológicas.

«El método Lean Startup» de Eric Ries, que se ha convertido en un referente. Aunque está inspirado en las startups, realmente su potencial como filosofía y método de gestión es aplicable al lanzamiento de muchísimos proyectos y productos de todo tipo.

Qué es una Startup?

Una Startup es una empresa de nueva creación que comercializa productos y / o servicios con un modelo de negocio escalable que le permite un crecimiento rápido y sostenido en el tiempo.

Suelen estar en un contexto de alta incertidumbre y tener una fuerte componente tecnológica que les permite escalar su negocio de forma ágil y rápida, y con una necesidad de capital inferior a las empresas tradicionales.

2. PENSAMIENTO LEAN

El pensamiento Lean o Lean Thinking, es una metodología de gestión desarrollada por Toyota.

El pensamiento LEAN es un método para la eliminación sistemática de los despilfarros en cualquier proceso. Esencialmente se centra en lo que añade valor, eliminando o reduciendo todo lo demás. Entienden por Valor, cualquier acción o proceso por el que un cliente o usuario está dispuesto a pagar.

¿Qué son los despilfarros?

Los despilfarros en terminología Lean son los llamados «MUDA». Muda es una palabra japonesa que significa: inutilidad, desperdicio o superfluidad, y es un concepto clave en el Toyota Production System (TPS). Reducir los residuos es una manera efectiva de aumentar la rentabilidad.

LOS 7 DESPILFARROS

Una de las claves en Lean es la identificación de los procesos en los que añaden valor y los que no lo añaden. En clasificar las actividades del proceso en estas dos categorías es posible iniciar acciones de mejora.

La identificación clara de las actividades que no añaden valor es clave y se distinguen 7 categorías de despilfarros:

  1. Transporte: Cada vez que un producto es movido, tiene el riesgo de ser dañado, perdido, tener retraso, etc. Además de ser un coste de no valor añadido. El transporte no añade ningún valor al producto.
  2. Inventario: Inventario, ya sea en forma de materias primas, productos en proceso o productos terminados, representa un desembolso de capital que no produce ingreso.
  3. Movimiento: El movimiento se refiere a los daños que ocasiona el proceso de producción que crea el producto, ya sea a través del tiempo (desgaste de los equipos y las lesiones de los trabajadores) o durante eventos discretos (accidentes daños al equipo y / o lesionar los trabajadores).
  4. Espera: Una gran parte de la vida de un producto que se desperdicia en espera de ser trabajado. Siempre que los bienes no se encuentran en el transporte, están esperando.
  5. Sobre Procesamiento: se produce cada vez que se realiza más trabajo en una pieza del requerido por el cliente.
  6. Sobre Producción: La sobreproducción es considerada el peor Muda porque oculta y genera todos los demás, sucede cuando se produce más de lo que se requiere en el momento por los clientes. Una práctica común que conduce a esta muda es la producción de grandes lotes. La sobreproducción conduce a exceso de inventario, el cual requiere el gasto de los recursos de espacio de almacenamiento y conservación, actividades que no benefician a los clientes.
  7. Defectos: Cada vez que aparecen imperfecciones, se incurre en costes adicionales reelaboración de la parte, reprogramación de producción, etc. Los defectos pueden hacer duplicar el coste de un producto.

Últimamente se ha considerado el desperdicio del Talento Humano como el octavo rechazo y se refiere a no utilizar la creatividad e inteligencia de la fuerza de trabajo para eliminar desechos.

La reducción o eliminación de despilfarros nos llevará a ser más competitivos, dando una mayor flexibilidad y eficacia en nuestros procesos. Todo el personal de la empresa debe convertirse en especialista en la eliminación de despilfarros, para ello la dirección debe propiciar un ambiente que promueva la generación de ideas y la eliminación continua de los despilfarros.

3.    METODOLOGÍA LEAN STARTUP

La metodología Lean Startup ha convertido en el movimiento que está transformando la manera de concebir, fabricar y lanzar nuevos productos al mercado.

Es una filosofía empresarial que nos permite lanzar nuevos productos al mercado en base a un aprendizaje validado, a la experimentación científica, y la iteración continua donde el contacto y la retroalimentación con los clientes y consumidores juega un papel crucial.

El método Lean Startup nos permite entender lo antes posible qué es lo que realmente quieren los clientes y aplicarlo para optimizar el ciclo de desarrollo del producto, reduciendo plazos, inversiones y necesidades de financiación. Es lo que se denomina aprendizaje validado.

De este modo, conseguimos reducir el costes de desarrollo y aumentar las probabilidades de éxito de nuestro proyecto ya que en base a las sugerencias de nuestros clientes podremos ir mejorando el producto, lo que a menudo puede llevar a una reorientación considerable de la idea inicial.

Cómo tener éxito en el lanzamiento de nuevos productos

Este método permite reducir las tasas de fracaso y minimizar el impacto económico en caso de descubrir que el proyecto no es viable. Hasta ahora, el 90% de los proyectos empresariales fracasaban y del 10% que sobrevivían, al menos 66% arrojaban al mercado un producto o servicio que nada tenía que ver con el original.

A la manera tradicional, los proyectos se concebían en la oficina, se hacía un plan de negocio, se pedía financiación y se lanzaba el producto al mercado.

La metodología Lean StartUp rediseña el proceso de desarrollo de nuevos proyectos, haciéndolo mucho más eficiente, y reduciendo el riesgo asociado al lanzamiento de cualquier producto o modelo de negocio innovador.

4.    LOS PASOS PARA APLICAR LEAN STARTUP

Para empezar a aplicar la metodología Lean Startup en tu empresa o tu proyecto, te presentamos los pasos fundamentales.

Los 5 pasos para implementar Lean Startup a la tu proyecto

1. PLANTEAR UNA HIPÓTESIS DEL PROYECTO

Identifica los aspectos clave o las creencias sobre las se sustenta el proyecto. Normalmente todo proyecto parte de la selección de un cliente o clientes objetivo, la identificación de los problemas y necesidades y finalmente la definición y la factibilidad de la solución que deseamos resolver para dar respuesta a los clientes.

Se distinguen tres tipos de hipótesis, las de Cliente, las de Problema y las de Solución. Las hipótesis deben ser priorizadas, de más a menos críticas, para su validación.

2. VALIDAR LA HIPÓTESIS

El objetivo de esta etapa es validar si el nuevo producto tendrá éxito y será apreciado por los clientes objetivos. Para esta validación podremos orientar a los «early adopters», aquellos más predispuestos a probar cosas nuevas en nuestro sector.

Para validar cada una de las hipótesis críticas debemos construir un Producto Mínimo Viable. Este PMV puede ser, desde realizar una entrevista o una presentación, hasta crear un producto o servicio con las características mínimas básicas. El objetivo es comprobar si es el suponemos, la hipótesis, es validada por el mercado.

3. MEDIR LAS HIPÓTESIS

Para comprobar si las hipótesis son válidas debemos identificar las KPI’s del proyecto, establecer unos objetivos de éxito y medir para saber si los cumplimos. Los indicadores nos permitirán perfeccionar nuestro producto. La mejor manera de saber qué métricas implementar es identificar cuáles son los pasos a seguir para que los clientes compren el producto.

4. GENERA UN APRENDIZAJE VALIDADO

El proceso de construir y medir cada hipótesis nos permite adquirir un conocimiento del mercado, de los clientes y de las necesidades. Nos permite realizar ajustes y cambios en el proyecto para adaptar el producto o servicio. En el proceso iremos adquiriendo el conocimiento de las personas implicadas directa o indirectamente en el producto / servicio.

5. CICLO REPETITIVO

La repetición del proceso permite mejorar el producto de forma sistemática. También mejorar la eficiencia del equipo de desarrollo, que en cada iteración será más experto en las necesidades reales de la empresa y del mercado

El ciclo Construir-Medir-Aprender

Las claves de Lean Startup en el desarrollo de nuevos productos o servicios, consiste en identificar y validar lo más rápidamente posible las hipótesis de nuestro proyecto en condiciones reales a través de un proceso de aprendizaje continuo sin grandes cantidades de recursos ni de presupuesto.

El método Lean Startup se basa en 3 pasos clave que permiten desarrollar de forma ágil y fiable un nuevo producto basado en:

  • CONSTRUIR: damos forma a nuestras hipótesis y construimos nuestro PMV o producto mínimo viable centrándonos en las funcionalidades básicas.
  • MEDIR: mediante la puesta en producción de nuestro producto mínimo viable podemos obtener y medir las reacciones de nuestros clientes, lo que nos permitirá realizar una toma de decisiones objetivas y por tanto, las modificaciones sobre el producto que se crean necesarias.
  • APRENDER: analizaremos los datos obtenidos, diferenciando lo que crea valor para nuestro cliente y lo que no aporta valor. En función de esto podremos seguir adelante con nuestras premisas o modificarlas. Si vemos necesario realizar modificaciones, éstas se pueden realizar tanto sobre las características y funcionalidades básicas del producto, como sobre el segmento de mercado al que nos dirigimos, la tecnología que empleamos o el modelo del negocio

Identificar las hipótesis de nuestro proyecto

El inicio del proceso Lean Startup es la definición de las hipótesis o las ideas de producto o modelo negocio que se quieren testear en el mercado y sobre las que se quiere aprender.

Las hipótesis son los supuestos o actos de fe que hacemos de nuestro proyecto pero sobre los que no estamos 100% seguros. Pero no basta con identificar las hipótesis, tenemos que hacer un esfuerzo para validar en función del riesgo que suponen para el éxito de nuestro proyecto.

Seguidamente, se determinan los objetivos y las métricas a aplicar para evaluar la información que facilite verificar las hipótesis y se define el experimento, o proceso con el que se quiere obtener esta información.

El producto mínimo viable (PMV) es el elemento central del ciclo C-M-A, ya que su creación (Construir) y puesta a disposición de los consumidores es el punto de partida, después, hay que recopilar los datos e informaciones previamente definidas (Medir), finalmente, se estudian los datos resultantes para validar o no la hipótesis o idea inicial con el objetivo de validar o pivotar para la siguiente iteración del ciclo (Aprender).

Podemos identificar 3 tipos diferentes de hipótesis en los proyectos:

  1. HIPÓTESIS DE CLIENTE: Las hipótesis de cliente son aquellas asociadas a los diferentes perfiles de usuarios, a sus características concretas, a sus motivaciones y al que estarían dispuestos a hacer.
  • HIPÓTESIS DE PROBLEMA: Las hipótesis de problema son aquellas que nos ayudan a validar que realmente existen los problemas o necesidades identificados, que son importantes para los clientes, algo que vale la pena resolver y sobre la que están esperando activamente una solución.
  • HIPÓTESIS DE SOLUCIÓN: Las hipótesis de solución son aquellas asociadas a nuestra propuesta para resolver el problema o necesidad. En este grupo clasificaríamos todas las hipótesis relacionadas con las características técnicas de la propuesta, sus funcionalidades, los resultados esperados, ….

FORMULACIÓN DE LA HIPÓTESIS

Una hipótesis es un supuesto o un acto de fe, por lo tanto, para formular una hipótesis hay que empezar diciendo: yo o nosotros creemos que …

Cómo formular una hipótesis?

We believe [target] will [do this action / use our solution] for [this reason]

5.    EL PRODUCTO MÍNIMO VIABLE (PMV)

En Lean Startup es donde nace el concepto de PMV, «producto viable mínimo» o MVP en inglés, el cual hace referencia a aquel producto o prueba piloto que representa una versión de la propuesta que queremos lanzar al mercado con las características suficientes para dar a conocer el producto a los clientes objetivo.

Así pues, con el lanzamiento de este producto inacabado, podremos recopilar datos, saber qué mejoras aplicar y conocer mejor a nuestro buyer persona.

El concepto de Producto Mínimo Viable está vinculado a las Startup; ya que no es necesario conseguir un producto perfecto al principio sino que es suficiente con un producto básico que muestre las características fundamentales de lo que se quiere hacer, y nos permita medir las reacciones de los clientes para comprobar lo antes posible si se está avanzando por el buen camino y si el producto que ofrecemos realmente es necesario.

Para ello, la experimentación es la herramienta, que transforma nuestras hipótesis iniciales en hechos, haciendo del aprendizaje el pilar sobre el que construimos nuestro producto

La experimentación consiste en enfrentar lo antes posible las ideas al mercado, en forma de prototipos, entrevistas, productos mínimos viables (MVP) …, para testar las hipótesis del negocio y convertirlas en hechos. En resumen, testar la propuesta de valor, lo antes posible.

Con la metodología Lean Startup se va construyendo a medida que se obtiene más y más conocimiento del mercado, pasando a invertir sumas más importantes únicamente cuando el aprendizaje ya se ha realizado.

De este modo, el método Lean StartUp permite invertir menos recursos (tiempo, dinero e ilusión) en la fase de aprendizaje y testeo de la idea de negocio, para invertir más recursos o pedir financiación cuando el conocimiento y las probabilidades de éxito son altos.

El objetivo principal de la metodología Lean Startup consiste en eliminar los riesgos e incrementar el valor de los productos durante la fase de desarrollo, minimizando radicalmente los riesgos.

LEAN STARTUP es un proceso que permite iterar de un plan inicial A, a un plan B, C, D, … que realmente funcione … y hacerlo lo más rápidamente posible … !!!

Reducir el riesgo es el objetivo

Aplicar la metodología Lean Startup permite aprender lo que realmente necesitan los clientes, lo que pide el mercado y descartar lo que no funciona o no tiene sentido en el menor tiempo posible.

Crear PMV’s con la cantidad mínima de recursos permite medir y aprender de forma sistemática. El fracaso de los experimentos es también un éxito, el fracaso es aprendizaje validado lo que no quiere el cliente.

Pivotar significa darse cuenta a tiempo que una hipótesis o el proyecto no funciona, por lo que tenemos que encontrar otro camino en el que podemos tener más éxito.

Para reducir el riesgo en el desarrollar un proyecto la metodología Lean Startup propone las siguientes claves:

  • No dar las hipótesis por supuestas, hay validarlas
  • Crear experimentos y PMV, con la cantidad mínima de recursos.
  • No desarrollar productos que el mercado no va a pedir
  • Aprender lo más rápido posible que es lo que quiere el cliente.
  • Facturar, vender, ingresar, es decir, generar regreso lo antes posible.

6.    LOS PRINCIPALES BENEFICIOS DE LEAN STARTUP

Lean Startup es una metodología ágil y eficiente que permite el desarrollo de proyectos con mayores garantías de éxito. La implantación del Lean Startup para el desarrollo aporta ventajas respecto a los sistemas tradicionales como:

  • Obtener el máximo, con el mínimo de los recursos aplicando la filosofía Lean, un enfoque para mejorar la gestión de equipos y el liderazgo dentro de la empresa.
  • Favorecer el trabajo en equipo, creando un entorno orientado a la mejora continua, en el que se cuenta con todos a la hora de tomar decisiones.
  • Generar un ambiente de motivación, con trabajadores autónomos y proactivas en constante aprendizaje, evitando malgastar tiempo, energía y talento.
  • Compartir los objetivos y promover la colaboración, una de las claves del éxito de esta filosofía es hacer saber a todo el equipo, de forma clara y sencilla, los objetivos que se quieren conseguir para conseguir el éxito.
  • Impulsar una cultura abierta. Lean Startup permite adoptar una filosofía abierta y humilde, capaz de reconocer lo que se desconoce y tratando de incorporar el conocimiento externo.

Ahora ya estás preparado para poner en práctica el método LEAN STARTUP en tu organización